Cómo usar el aire acondicionado sin arruinarse

Instala un aparato de aire acondicionado eficiente. El equipo menos eficiente del mercado consumirá, aproximadamente, el doble con respecto al más eficiente.

  • ¿De qué potencia? Pues habrá que hacer un estudio de la carga térmica del local a enfriar: metros cuadrados, aislamiento, tipo de acristalado, orientación al sol…

  • Mientras esté el aparato funcionando hay que mantener cerradas puertas y ventanas, ya que facilita el enfriamiento e impide el derroche de energía.

  • Ajusta la temperatura entre 24 y 26 ºC. Cada grado menos implica un consumo adicional del 8%. Es suficiente que selecciones 5ºC menos que el exterior para sentir frescor.

  • Apágalo cuando no haya nadie en el local y por la noche ponlo en modo sleep, que apagará el equipo automáticamente después de seis horas.

  • Limpia los filtros al menos una vez al año utilizando agua fría y dejándolos secar a la sombra.

  • Aprovecha las horas de menos calor (por la mañana y por la noche) para ventilar la casa.

  • Combate el calentamiento del hogar con toldos y cerrando las persianas.

  • Llama a un técnico si notas que no sale aire frío pues puede que se haya terminado la carga de líquido refrigerante.

  • Utiliza el horno en las horas de menos calor y alterna el uso del aire acondicionado con el de ventiladores, que son más económicos.


Posts Destacados
Posts Recientes
Archive